04 enero 2009

EL PRESIDENTE DESMEMORIADO


Mala memoria gasta el amigo Valcárcel. Ya no recuerda que fue él quien pactó* el trayecto de la línea de Alta Velocidad a su paso por la Región. Ahora se ha empeñado en modificarlo para ganar unos exiguos diez minutos ¿Qué supone esto? Pues volver a iniciar toda la tramitación realizada en los últimos años y retrasar, con ello, la llegada del AVE a la Región.

Me cuesta mucho creer que esta actitud, irresponsable e incoherente, pudiera tener un fin electoralista, que fuera sólo una burda maniobra para obstaculizar la gestión del Gobierno socialista de España. Me duele siquiera imaginarlo porque eso supondría que los gobernantes de nuestra Región anteponen sus propios intereses a los del conjunto de la ciudadanía a la que se deben.

Mirad, hay personas que en las últimas semanas me han preguntado que por qué el Gobierno de Zapatero va a invertir 250 millones de euros en los ayuntamientos de nuestra comunidad, si la mayoría son de signo contrario y sus responsables podrían rentabilizar electoralmente las inversiones que se van a llevar a cabo en esos municipios. Yo respondo siempre con gran satisfacción que la obligación de cualquier gobernante que se precie es la de velar por los intereses de los ciudadanos, máxime cuando son éstos los que sufren los rigores de la actual coyuntura económica.

Es aquí, en nuestra Región, donde más ha crecido el paro de toda España, dónde más cae el PIB, donde más han disminuido las ventas del comercio, donde más han caído las de coches… Incluso la renta per cápita de los murcianos está más lejos de la media española que en 1995. Esta la herencia del modelo Valcárcel. Sin embargo, lejos de mirar hacia otro lado, el Gobierno de España se vuelca con nuestra región. A pesar de la deslealtad del Ejecutivo regional, a pesar de sus mentiras, de sus intentos de manipulación de la opinión pública… Porque por encima de Valcárcel y toda su cohorte estáis todos vosotros. Está la gente.

Pues con el AVE ocurre lo mismo. Después de sufrir unas infraestructuras ferroviarias tercermundistas, impropias del siglo XXI, los murcianos podremos, por fin, ponernos en Madrid en dos horas y disfrutar de unas prestaciones modernas y, sobre todo, seguras. Si comparamos esto con el ferrocarril que nos dejó el PP, más les valdría a algunos agachar la cara avergonzados y tender su mano para trabajar juntos por el progreso de nuestra tierra.


* En 2001 Valcárcel claudicó ante el Gobierno de Aznar firmando un acuerdo que no fijaba la velocidad para el tramo de la Región de Murcia y dejaba fuera de la alta velocidad la línea convencional Cartagena – Madrid por Cieza.

En 2005 Valcárcel pactó el trazado actual, al que ahora se opone, con el Gobierno de la Comunidad Valenciana y con el Ministerio de Fomento.


Para muestra, dos botones:

Pincha aquí

y aquí

2 comentarios:

Juan Fco. Otálora dijo...

horlePedro, que no te quepa duda que este va a ser el caballo de batalla del PP en los próximos meses. Mi alcalde indigno, Andreo, ya lo fijo como objetivo en el último pleno de diciembre, y está claro que alguien pestilento como él va a querer congraciarse con la estrategia regional de la derecha murciana, que pide el oro y el oro porque sabe que es imposible, porque estas defensas numantinas de lo imposible es lo que los hace aparecer como los defensores a ultranza de los intereses murcianos.

CARLOS RODRÍGUEZ IBÁÑEZ dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Juan. Yo me espero una avalancha de "sinsentidos" en el Pleno que tendremos a finales de enero, pero como siempre digo ¿los olmos, dan peras?

Así que intentarán "tapar" sus verguenzas con esa defensa "de lo murciano"

Cualquier ciudadano no contaminado debe ser consciente que NUNCA se ha invertido en esta Región por parte del gobierno central como en esta y la anterior legislatura.

Sigamos bregando