01 febrero 2009

EL LÍO DEL PP


No importa que los gobiernos de Aznar no invirtieran ni un solo euro en agua para nuestra comunidad autónoma.

No importa que, en ocho años, no trajeran un solo hectómetro cúbico adicional a nuestros campos.

No importa que sus únicas aportaciones a la solución del déficit hídrico fueran colocar primeras piedras de quita y pon y tuberías de atrezzo en Campos del Río, a quince días de las elecciones.

No importa que, en apenas cinco años, el programa A.G.U.A del Gobierno socialista de España haya aportado más de 670 Hm3 a las cuencas mediterráneas, y haya invertido 876 millones de euros en más de 30 actuaciones directas sólo en la Región de Murcia.

No importa que ésta sea una cuestión estratégica para nuestro futuro.

No importa que sea un tema de gran sensibilidad para la ciudadanía –o quizá por eso-, aquí el objetivo primordial es meterle el dedo en el ojo a los socialistas… Lo demás es secundario… o totalmente irrelevante. Lo que cuenta es la demagogia, el populismo y la confrontación.

Debe ser eso. Tiene que ser eso. ¿Si no? ¿Cómo es posible que el PP aún no se haya puesto manos a la obra para diseñar una estrategia común que permita que todas las fuerzas políticas de nuestra comunidad aunemos voces en defensa de una infraestructura irrenunciable como es el Trasvase Tajo-Segura?

¿Por qué no se esmeran en convencer al PP extremeño de que no vayan en contra de los intereses de los murcianos después de que el presidente socialista de Extremadura nos haya tendido la mano para abrir la posibilidad de trasvasar agua desde el Tajo Medio?

¿Por qué Valcárcel no lleva la Ley murciana de Defensa del Trasvase Tajo- Segura al Congreso de los Diputados? ¿Qué o quien se lo impide? ¿Rajoy? ¿De Cospedal?

¿Por qué nuestro presidente autonómico no pone todo el empeño en que la opinión de todos los murcianos se escuche igual que se está escuchando la de los castellano-manchegos?

¿Por qué el PP de Extremadura dice no al trasvase del Tajo Medio, por que De Cospedal quiere cerrar el acueducto, y por qué Aguirre, en Madrid, se opone ferozmente a los bancos de agua? ¿Es ése su concepto de solidaridad interterritorial?

¿Por qué Valcárcel demoniza a las desaladoras, excepto cuando es él quien las financia y luego las inaugura, a golpe de bandurria?

Alguien debería explicar este lío… ¿No os parece?

2 comentarios:

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Huyyy....tantas "cosas" deberían ser explicadas Pedro... tantas..

REDTHOR dijo...

Pedro el estado de las cosas hace necesario endurecer al extremo la estrategía de denuncia de la situación económica y social de la región. La denuncia sin descanso de la corrupción que galopa desbocada por toda Murcia. Todo lo que toca este PP murciano lo corrompe. Has leído el articulo de Peperufo? Pues hace pensar si llevamos el paso adecuado para conseguir el objetivo. Saludos.