24 julio 2008

Mi discurso de gestión en el 13 congreso del PSRM

Buenas tardes Compañeros y Compañeras.

Quiero dar la bienvenida a todos los delegados y delegadas.

Gracias por estar aquí, gracias por asistir a este Congreso que va a ser, que ya es, un ejemplo de democracia, de participación.

Vosotros sois los protagonistas de este encuentro. Llegamos ilusionados y saldremos más unidos que nunca y cargados de optimismo.

Estoy convencido de que haremos un gran Congreso, un Congreso de futuro, que elegirá un equipo ganador: el equipo que nos llevará al Gobierno de la Región de Murcia en 2011.

En este congreso, falta una compañera, la compañera Rosa Juaneda, esa cartagenera irrepetible, que defendió con mucho orgullo los principios y los valores socialistas.

Amigas y amigos, nos jugamos mucho en estos dos días de debate y toma de decisiones. Lo sabemos y vamos a poner todo nuestro empeño en salir de este Congreso más fuertes que nunca.

Esa fuerza, ese apoyo fue el que yo sentí en 2004, cuando asumí el encargo de ser secretario general: Salí con una gran ilusión y un alto sentido de la responsabilidad, algo que mantengo intacto cuatro años más tarde.

Asumí la secretaría general consciente de lo que significa: entrega y sacrificio, un alto nivel de exigencia personal, pero sobre todo, consciente de que el Partido Socialista en la Región de Murcia es un gran partido.

Compañeros y compañeras, somos el partido que acabará con los desmanes del PP en Murcia. Estamos listos para hacerlo porque en estos años hemos puesto la simiente del cambio y ésta ha nacido y cada día crece más.

Cuando me elegisteis secretario general, asumí esa responsabilidad con una misión doble:

En primer lugar, siempre he tenido como horizonte el objetivo de provocar la alternativa política y, por tanto, de hacer una oposición que plantee propuestas alternativas al modelo del PP.

En segundo lugar, he querido, con vuestro apoyo, contribuir a la gobernabilidad de la Región. Y lo he hecho por responsabilidad, porque el PSOE gobierna España y por algo aún más importante: porque los socialistas somos así. Somos mujeres y hombres dispuestos a construir, personas que jugamos limpio.

Para una y otra misión, siempre pensando en lo mejor para la Región, hemos intentado transmitir a los murcianos y murcianas la verdad de lo que estaba sucediendo en la Región. Y lo hemos hecho con claridad. Con nuestro relato de la realidad económica, política y social de nuestra Región. Una visión que el PP ha intentado ocultar y silenciar todo este tiempo.

Os recuerdo, que en 2004 se estaba alcanzando la cresta de la ola del crecimiento económico. Factores como la bajada de los tipos de interés y el boom de la inversión residencial, situaban a la Región de Murcia a la cabeza del crecimiento económico en España.

El modelo de crecimiento parecía funcionar a la perfección para los de siempre. Es decir, para unos pocos.

Con ese modelo que nosotros dijimos que era peligroso y no nos preparaba para el futuro, algunos pensaron que ya habían encontrado un atajo para que Murcia pasara de estar en la cola a situarnos a la cabeza del bienestar de Europa.

Se han olvidado de preparar a la economía regional para lo que nosotros hemos defendido estos cuatro años: un modelo en el que la construcción tiene su espacio, pero un espacio sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Nosotros hemos reclamado más inversión en industria y en la agricultura, turismo de calidad, y mejores servicios públicos.

Mientras muchos daban palmadas en la espalda a Valcárcel y a los altos cargos de su Gobierno, nosotros alertábamos de que esa exuberancia económica, en parte, servía para financiar la promoción de la imagen del PP y de Valcárcel en Murcia.

Nosotros sabíamos que la situación tenía mucho de burbuja, que era un bienestar que no llegaría a todos y que, sin lugar a dudas, tendría un final abrupto.

Y no solamente eso, sino que se estaban dando pasos que representarían hipotecas para el futuro crecimiento y desarrollo de la región:

o Incremento del Precio de la vivienda.

o Agresión al medio ambiente, y por tanto, olvidarnos del atractivo del entorno para el turismo de calidad.

o Olvidarse de preparar a la economía regional para el futuro: apuesta por la calidad, la competitividad, la educación, la productividad, la innovación.

Muchos lo sabían pero sólo nosotros nos tomamos el encargo de denunciarlo, de situarnos en la vanguardia que reclamara un cambio de modelo de crecimiento.

Sabíamos que la globalización exige en Europa, en España, y en la Región, un cambio de modelo productivo si queremos ganar para nosotros y nuestros hijos un futuro de bienestar y progreso.

La Región de Murcia, tan pequeña, tiene un sitio en el mundo si apostamos por el cambio de modelo productivo, si apostamos por la calidad, si apostamos por el trabajo bien hecho, y lo hacemos cuanto antes, porque el mundo está cambiando de manera muy rápida, y mucho.

Con el PP hemos perdido en la Región muchos años, pero con el PSRM vamos a recuperarlos.

Nuestro propósito no era, ni ha sido, hacer una oposición sin matices, sin espacios de colaboración. Al contrario, en mi primer encuentro con Valcárcel le ofrecí pactos, oferta que hemos reiterado en varios momentos.

Pactos que tenían que ver con el futuro de la Región.

· Un Pacto del Agua. Específicamente, un pacto para dar estabilidad al trasvase Tajo-Segura. Por cierto, quienes comenzamos a hablar en primer lugar, de la necesidad de tener una estrategia de defensa del Trasvase Tajo Segura fuimos nosotros hace cuatro años, en el XII congreso del PSRM-PSOE. También aquí acertamos y nuestros compañeros socialistas nos han dado su aval a este Pacto en el último Congreso Federal.

· Pactos en infraestructuras.

· Pactos en financiación autonómica.

· Pactos para reorientar el modelo de crecimiento, buscando un mayor equilibrio entre la construcción y el resto de sectores productivos.

El PP sabe que eran necesarios, pero nunca los ha llegado a concretar.

Sin embargo, nos ofrecieron otro tipo de Pactos:

· La ley del Presidente, cuyo único fin era resolver los problemas personales de cierta clase política. Un reparto de privilegios, al que dijimos no. ¿Con qué cara nos presentaríamos hoy ante los ciudadanos, ante los trabajadores que pierden su trabajo o ante los jóvenes que tienen contratos precarios si hubiésemos aceptado una Ley así?

· A esa ley infame, siguió, unos meses más tarde una oferta muy singular: un pacto de silencio, para acallar las denuncias de corrupción, o para aprobar planes parciales. Para nosotros la lucha contra la corrupción no es una cuestión táctica o estratégica, es una cuestión de principios, de valores. No es negociable. Aunque vayan a por nosotros, como fueron en lo personal.

En estos años de gestión ha habido errores, sin duda, y los admito. Admito que debemos explicar mejor nuestros mensajes…

Pero amigos y amigas, no nos hemos equivocado en nuestra apuesta. Nosotros decidimos no hacer seguidismo de la política tramposa del PP porque sabíamos que conducía al abismo. Y… a los hechos me remito: Estamos a la cabeza del paro en España. Un dato que me entristece.

En este tiempo no he dejado de hacerme una pregunta:

“¿Qué es mejor: intentar y conseguir que el Partido Socialista Obrero Español defienda los intereses de la Región desde dentro del PSOE y desde dentro del Gobierno o hacer seguidismo del discurso fácil y populista del Partido Popular?”

Sé que algunos compañeros están en un debate sobre el modelo de relación con el PSOE de España. Yo defiendo que Murcia y el PSRM tienen un camino claro que seguir: el de la reivindicación firme, la influencia y el entendimiento.

El agua es un buen ejemplo de lo importante que es para nosotros tener unas relaciones equilibradas con el Gobierno central y con la ejecutiva federal del PSOE, con lo que llamamos Madrid. El Pacto Nacional del agua y la inclusión de los trasvases en las resoluciones de nuestro Congreso Federal no hubieran sido posibles sin esa buena relación.

Haré esta labor en el Comité Federal y en el Consejo Territorial si vosotros me apoyáis.

Buscaré, aún con más ahínco, el entendimiento en Agua, en financiación autonómica, diciendo siempre las verdades del barquero como hice en el Congreso Federal, y aportando argumentos.

Recuerdo las palabras de ZP en el 37 Congreso Federal. Dijo que a sus dos victorias le faltaba una más rotunda: la de la mayoría absoluta. Y eso, compañeros y compañeras, sólo lo conseguiremos cuando en el PSOE seamos capaces de presentar un discurso coherente y uniforme en toda España. Un discurso que impulsaremos desde el PSRM.

Pero esa influencia en Madrid, esa colaboración ya ha dado sus frutos, sus resultados.

Tras ocho años de Aznar, ha sido ZP y no Valcárcel quién ha recuperado la inversión en la Región. Inversión en agua, en carreteras, en ferrocarril o fuerzas de seguridad.

Y hemos trabajado duro para ello: trabajando en las leyes de presupuestos, llamando y teniendo encuentros con ministros, secretarios de Estado, directores generales y toda autoridad que nos fuera útil para conseguir cosas para nuestra Región.

Hemos hecho más por la Región desde la oposición, que el PP en el Gobierno Autonómico.

El propio éxito del PSRM en el 37 Congreso Federal es producto, de esos años de trabajo, ganando credibilidad en Madrid, ante la Ejecutiva Federal y ante el Gobierno, y ante el Presidente del Gobierno.

Quiero ser autocrítico y reconocer que no supimos conectar lo suficiente con los votantes murcianos y trasladarles que defendemos sus intereses y necesidades mejor que el Gobierno del PP en la Región. Esa será una de nuestras principales tareas desde este mismo momento si vosotros me apoyáis.

Pondremos nuestro empeño en destacar lo que hemos conseguido en estos años y en aquello por lo que vamos a luchar:

· Hemos conseguido una financiación extra para la educación. Pero Murcia sigue estando a la cola en cuanto a la calidad del sistema educativo. Al PP le han interesado otras cosas. A nosotros no.

· Hemos conseguido financiación extra del Gobierno Central para la sanidad. Pero la sanidad regional está al borde de la quiebra, y por tanto del caos. Al PP le han interesado otras cosas. A nosotros no.

· El Gobierno socialista ha sacado adelante la Ley de Dependencia. Deberemos seguir denunciando la brutalidad de un gobierno regional que castiga a los murcianos que más necesitan de esta ley, y todo ello por hacer daño político a Zapatero. Al PP le han interesado otras cosas. A nosotros no.

Muchos pensamos, y con razón, que con estos logros se deberían obtener mejores resultados electorales, y no lo hemos hecho. Es verdad.

Pero os invito a que hagamos una reflexión: “Lanzamos un mensaje a contracorriente y lo defendimos porque creíamos y creemos en él. Lo hicimos en circunstancias favorables al PP y adversas a nosotros. Ahora que los hechos nos dan la razón y que la sociedad está preparada para el cambio. ¿Ahora vamos a apostar por un modelo perdedor? ¿Vamos a cambiar de mensaje cuando lo que los murcianos reclaman es precisamente nuestro discurso?

Estoy convencido de que hoy debemos estar más unidos y seguros que nunca. Nuestras ideas van a ser refrendadas en 2011.

Hemos sembrado unas semillas que darán sus frutos más pronto que tarde.

Ahora, nos toca ofrecer confianza, con nuestras propuestas y nuestras actitudes.

Para que nuestro trabajo dé sus frutos, tendremos que hacer mejor nuestro trabajo. Si ZP, que ha ganado, ha hecho cambios, nosotros tenemos que hacer muchos más.

Para que nuestro trabajo dé sus frutos, tendremos que apoyarnos en nuestros cimientos electorales, en nuestro partido, en un trabajo en red.

Hemos conseguido en estos últimos años ilusionar a nuestro electorado, movilizarnos como nunca... en Lorca, en Cartagena, en Murcia.

Quiero agradecer a todas las agrupaciones del partido, a todos los militantes, a los miembros de la magnifica Comisión Ejecutiva Regional, el trabajo desarrollado, y quiero mostrar el orgullo de haber podido ser el Secretario General de este inmenso caudal de ilusión, y de este inmenso capital humano.

Compañeras y Compañeros, el tiempo del PP en Murcia está llegando a su fin. Nosotros estamos listos para devolver a esta tierra el reconocimiento que merece. Ahora nos toca recuperar la confianza política de los ciudadanos. .

Este Congreso debe ser el motor de arranque del cambio político en 2011. Vamos a trabajar más y mejor para hacerlo, entre todos, es posible. Gracias

Amigas y amigos, ésta es una lección de la que tenemos un ejemplo muy reciente. Está en el mundo del deporte. Nos la dio un entrenador al que hoy todos alaban, pero al que muchos criticaron, al que se plantearon sustituir cuando los resultados le fueron adversos. Ese entrenador aguantó el temporal sin renunciar nunca a su estilo. Mejoró técnicas, renovó parte del equipo, pero sus principios, eso no los dejó nunca. Y con esa fórmula: ideas fuertes y trabajo en equipo lo logró. El “podemos” lo consiguió el mismo hombre al que ayer le decían que no iba a poder ser.

1 comentario:

hasta los mismísimos dijo...

me alegra que hayas revitalizado por fin el blog. A ver si también revitalizas el partido, eliminas parásitos y chupócteros y conviertes el partido en socialista de verdad.
suerte en la nueva andadura.