07 agosto 2010

Todos a una


No seré el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad Autónoma en las elecciones autonómicas de 2011. Es una decisión personal que llevo bastante tiempo madurando y a la que me siento impulsado por responsabilidad. Creo que lo más inteligente, que lo mejor para el electorado progresista de nuestra Región es un revulsivo que consiga ilusionar a la población para acabar con el proyecto político agotado del Partido Popular y de Ramón Luis Valcárcel.

Quiero agradecer a mi familia, a mis compañeros y a la dirección federal de mi partido, con la que existe una conexión excelente, el apoyo y la cercanía que me han brindado en las últimas semanas mientras ultimaba esta decisión.

Ahora toca volcar todos los esfuerzos para designar al mejor candidato o candidata a la Comunidad Autónoma. Lo harán las bases del partido y auguro una ardua tarea porque en el PSOE de la Región de Murcia hay mucho capital humano y muy bueno. Por eso hago un llamamiento a nuestra militancia para abordar el próximo proceso con serenidad, ilusión y altura de miras. Toca partido, toca rearmarse, fortalecerse, volver a ilusionarse, mirar hacia dentro y confiar en nuestras posibilidades. Es preciso que seamos generosos y que nuestra voz, la voz de los socialistas murcianos, suene unánime y firme en el convencimiento de que otra Región es posible.

Cuando lo hayamos conseguido, todos a una, será el momento de abrirnos a la sociedad y ofrecerle lo mejor de nosotros. Estoy seguro de que vamos a conseguirlo. Hay esperanza.

2 comentarios:

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Gracias por los servicios prestados y el esfuerzo que, al 100% de las posibilidades has intentado desarrollar.

Estoy de acuerdo en lo que dices: "hay que mirar hacía dentro" Tenemos suficiente caudal humano, con fuerza y ganas de asumir el reto. Desde mi perspectiva, alguien alejado al actual aparato del partido porque de lo contrario se dará imagen de continuismo.

Sabes lo que pienso porque nunca lo oculté: Princesa necesita una apertura urgente de ventanas y que un tsunami entre y ventile para que una aíre nuevo, fresco y purificador nos encamine a la victoria.

Un fuerte abrazo

Óscar dijo...

Desde la humildad de un mero poblador de esta comunidad de vecinos que somos, y mirando por el bienestar de “TODOS” los que habitamos en la misma, te digo Pedro, que comparto contigo que tu decisión, más que un gesto de generosidad, es un “acto de responsabilidad”. No lo dudes, es lo más inteligente, y supondrá un cierto estímulo y acicate para el electorado que gracias a su formación, información plural o familiaridad, ha conseguido no ser obcecado con las continuas artimañas y corruptelas de un partido que lleva ya muchos años acomodado en el poder.
Síntoma de dicho acierto es que los adversarios políticos critiquen esta decisión, y hablen de supuesta “descomposición”, ello implica cierto temor en sus palabras o al menos una salida de la complacencia de la indiferencia en la que vivían, para enfrentarse a la incertidumbre que siempre ocasiona, como muy bien sabes, lo desconocido, al menos durante unos días, que no debieras acelerar para su mayor desasosiego, y para evitar precipitaciones que posteriormente cuestan mucho perfeccionar.
De esto se saldrá fortalecido, tanto más ciertamente cuanto mayor sea el acierto en la elección del candidato, pero será positivo para la obtención de los mejores resultados posibles en las próximas elecciones. Por desgracia, en política no siempre se premia el trabajo, la honradez y la constancia, como en otros muchos trabajos y aspectos de la vida, pero siempre debe quedar en el interior de uno mismo el sentimiento y la certeza de haber hecho todo lo que uno buenamente ha podido, aunque no haya conseguido o le hayan impedido transmitirlo de forma adecuada al resto de la sociedad. Ese sentimiento seguro que lo tienes.
En verdad, que otra región es posible y tú en el futuro serás parte importante de la misma, en eso tampoco tengo duda.
Un cordial saludo y muchos ánimos desde Cartagena,
Óscar.